maíz
Alimentación,  Croquetas,  Estudio de calidad

La cruda realidad del maíz en las croquetas para perro

Queremos comentar que toda la información aquí vertida sobre el maíz fue tomada y/o traducida de la página de Dog Food Advisor The Truth About Corn in Dog Food.

Algunas personas insisten en que es un ingrediente nutritivo para perros, mientras que otros lo denuncian como un grano de cereal malvado.

¿A quien le deberías creer? ¿Cuál es la verdad sobre los derivados del panizo (como se le conoce en otros lados) en la comida para perros? ¿Es bueno o es malo ?

Bueno querido amante de los perritos, si el maíz es bueno o malo, eso depende de a quién le preguntes. En general, las opiniones expresadas para el uso en la comida para perros deberían provenir de usuarios finales como son los dueños de mascotas y/o criadores.

Sin embargo, los pro-elotes parecen estar integrados por aquellos que tienen un gran interés en los productos hechos con granos de cereales económicos. Es por esto, que vamos a hablar de los mitos.

El mito # 1: Provoca alto nivel de azúcar

El índice glucémico es la forma de medir la tendencia de un alimento a elevar el nivel de azúcar en la sangre de un animal. Cuanto más alto sea el índice, mayor será el riesgo de un aumento poco saludable del azúcar en la sangre. Es decir, el mito uno es, los granos de elote provocan altos niveles de azúcar.

Aquí están las cifras reales del índice glucémico para algunos ingredientes comunes de alimentos para perros.

  • Harina de maíz (69)
  • Arroz integral (55)
  • Maíz (53)
  • Avena (49)
  • Trigo (41)
  • Cebada (25)
  • Pollo (0)
  • Carne de res (0)

En comparación con la mayoría de los otros ingredientes utilizados en la elaboración de alimentos para perros, los granos de elote tienen el índice glucémico algo elevado.

El mito # 2 No causa alergias

A los partidarios de los productos a base de maíz les gusta señalar que es uno de los ingredientes que menos puede causar alergias en nuestras mascotas. Y según algunos estudios, esto es probablemente cierto .

El informe de Fadok V (1994), “Diagnosing and Managing the Food Allergic Dog”, The Compendium, encontró que la incidencia de alergia en perritos al maíz era solo del 14%, mientras que otro informe Roudebush P, “Ingredients associated with adverse food reactions in dogs and cats”, coloca la alergia en solo el 3% de todas las alergias.

En cualquier caso, aunque puede que no sea un alimento que genere alergias, el maíz todavía no puede ser completamente excusado como una posible causa de alergia.

Y luego está el problema (muy real) de la calidad de los cereales . En muchos casos, los problemas no son tanto una cuestión de alergias al maíz en sí, sino más bien a contaminantes no detectados dentro de ese grano.

No es raro encontrar ácaros de almacenamiento, excrementos y cadáveres caducados en lotes a granel de granos de alimento, estos últimos causan alergia en los caninos.

Entonces, por estas razones, el maíz aún debe considerarse un sospechoso razonable cuando se investiga la causa de cualquier alergia a los alimentos relacionada con los alimentos.

El mito # 3 Alto valor nutricional

No hay nada especial en el contenido de maíz que lo haga un destacado nutricional, nada que no se pueda encontrar, o convertir, de algún otro ingrediente. Ni siquiera la proteína.

Y para aquellos que insisten en que el contenido de proteína de un grano de maíz tiene un valor biológico importante. Cuando se trata de su capacidad de uso de proteínas, tiene un valor nutricional considerablemente bajo.

Mito # 4 Fuente de vitaminas y minerales

A los fanáticos de los granos de elote también les gusta afirmar que el grano es rico en antioxidantes y minerales.¿Alto en antioxidantes y minerales? ¿Comparado con qué?

Aparte de su contenido energético del maíz, la aportación nutricional del mismo no es excepcional.

Después de los mitos

Entonces, ¿por qué el maíz se usa tanto en la fabricación de los alimentos comerciales para perros de hoy en día? Bueno, como acabas de ver, seguramente no entiendes al 100 porque podría considerarse como nutritivo.

Entonces, ¿podría ser un alimento “natural” para tu perro?

Si analizamos la historia de los alimentos naturales de un perro, no encontraremos ninguna mención del maíz como un alimento “natural”. Al menos, no hasta el año de 1956. Año en el que se invento la croqueta.

Entonces, ¿por qué la introducción de croquetas trajo consigo un aumento tan dramático en el uso en la elaboración de alimentos para perros?

¿Qué hicieron los carbohidratos de repente, como el maíz, los granos y las papas, tan populares en la industria de alimentos para mascotas?

La mera verdad

Los carbohidratos son baratos. No encontrarás maíz en la comida para perros porque contribuya con alguna propiedad nutricional única. No, está ahí simplemente porque aporta calorías baratas al producto.

Piénsalo. ¿Con qué frecuencia encontramos cereales en una comida cruda o enlatada para perros?

En pocas palabras, el maíz hace que cualquier alimento para mascotas lo encuentre menos costoso de producir. Y lo hace diluyendo los ingredientes cárnicos más costosos de una receta.

"Incluir el maíz en la comida para perros no esta mal"
Amor Perruno
Blogger

Debido a que no solo ahorra dinero para los fabricantes, también hace que la comida para perros sea más barata para los dueños de mascotas.

"Sin embargo el maíz no es un ingrediente que aporte un gran valor nutricional en las croquetas de tu perro"
Amor Perruno
Blogger

En resumen, anunciar que está incluido en la comida comercial para perros, es principalmente debido a sus beneficios nutricionales, es engañoso, y una tergiversación de los hechos, se incluye por ser in ingrediente barato.

¿Quieres conocer si alguna de las marcas de croquetas que consumes contiene maíz o sus derivados? Por favor pásate a Ver los análisis de croquetas. Si deseas algún análisis por favor escribe en los comentarios.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *